jueves, 30 de enero de 2014

Acerca del hada Mercurita



   La protagonista de esta historia es una niña, pero eso no quiere decir que sus libros sean, exactamente, cuentos para niños, aunque las situaciones infantiles sean abundantes. Los personajes secundarios, a veces tienen muy malos modales, y sus intenciones son siniestras. Por ese motivo, estaría bien que los lectores de estas historias no sean niños, o sus padres las lean primero, para juzgar si lo son, o no. 

   El primer libro fue "Mercurita la aprendiz de hada" y el segundo, "Mercurita y sus amigas". Inicialmente, quise hacer uno que tuviera ambas historias, pero no lo hice, por temor a que se hiciera un poco larga. Por ese motivo, más tarde, creé "Mercurita la traviesa hada", que contiene el primer y segundo libro, en uno solo.

   Originalmente, Mercurita fue un personaje secundario del relato largo "los mundos de Kampelina" que narra como tres niños del siglo veintiuno van a parar a una tierra medieval. Debido a su ingenuidad, criticando las costumbres de los habitantes, son arrestados. En el momento de ser conducidos a los calabozos, se presenta Mercurita y los rescata. Desde ese instante, no he podido librarme de ella, pues le di una personalidad tan fuerte, que eclipsa a los protagonistas. Eso fue a finales de invierno del año 2.009. Habían comenzado las aventuras de Mercurita. 

   Cuando hice las historias sobre Mercurita, quise que esta tuviera el pelo negro y largo, como sobrina.

   La portada del libro "Mercurita la aprendiz de hada" de Amazon es distinta a la que originalmente quería ponerle, debido al brillo de las ramas de unos árboles de las esquinas, y que impedía su correcta impresión. Curiosamente, mandé imprimir dicha portada en una imprenta española, y no tuve ningún problema. 

sábado, 25 de enero de 2014

Los hados de el Roble Dorado



   En la escuela del Roble Dorado no solo estudian las hadas. También, hados. Pero la gente parece no saberlo, o simplemente, los ignoran. Tienen el recreo aparte de sus colegas, las hadas. En las escuelas de Tierra Yrena, la indumentaria es más o menos, la misma. Visten de negro, o de diversos tonos de azules. Las estrellas, unas veces son blancas, otras, amarillas; unas son de cinco puntas, otras de seis, y también de ocho. Los niños también llevan uniforme. Eso no es común en todas las escuelas. En la región de Neiran, por ejemplo, el alumnado infantil viste con elegancia, pero son los mayores los que llevan la vistosa indumentaria. 


    Los hados mayores suelen ser conflictivos, y con frecuencia, sacan peores notas que las hadas. De alguna manera imaginan que lo que se espera de ellos, es que sean entrenados como guerreros, y servir a su reino en caso de guerra. Pero la realidad es muy distinta. 

  Cuando los llevan a hospitales a cuidar enfermos, o cuando se cruzan con mendigos en la calle, los profesores están muy pendientes de ellos. Pues con frecuencia dan la espalda a los necesitados, o miran hacia otra parte. Igualmente, se desesperan cuando ven que un enfermo se pone a gritar de dolor, o pierden la paciencia cuando les piden cuidar de algún anciano. Simplemente, no era lo que esperaban. Para semejantes tareas, es mejor que llamen a las hadas, y los destinen a ellos a labores militares mágicas. Sin duda, la vida estudiantil de un hado es muy dura. Pocos consiguen llegar a final de curso sin repetir. Otros acaban como brujos mercenarios.