miércoles, 13 de agosto de 2014

Editando imágenes


   Hola de nuevo. Llevo una temporadita aprendiendo a manejar programas como Inkscape, Gimp, Makehuman y Blender para mejorar las imágenes de Mercurita, y el otro protagonista de mis historias, el héroe espacial, Star Gordo.  

   Exceptuando las imágenes que hice con el Illustrator, el resto son del juego "los Sims 2". Por ese motivo, he decidido que hay que variar, pues las limitaciones son muchas, y quiero presentar mis obras lo mejor posible. Y si soy capaz de hacer alguna animación, mejor que mejor. Es difícil manejar estos programas, pero al menos hay que intentarlo. Si no pude ser, volveré con los Sims 2 de nuevo ¡Qué remedio! No obstante, que no se diga que no se intenta. 

martes, 25 de marzo de 2014

Mercurita, versión Illustrator


Galería mercuriana


Bueno, pues aprovechando que en 2.011 estuve en un curso de diseño gráfico, aprendiendo a manejar el Illustrator, entre otros, era un crimen no intentar crear la cara de Mercurita por si las cosas se me llegaran a complicar, y "EA GAMES" me dijera que tenía que quitar las capturas de su videojuego "Los Sims 2" de mis libros, porque pese a que los personajes están personalizados por los usuarios, luego vienen las sopresas desagradables.

Y el orgullo de autor, que no falte. Hay que ser lo más original posible con lo que te permitan los medios que dispongas. Por eso mismo, una vez acabado el curso, dejé de usar el Illustrator, que era de pago, y me puse con el Inkscape que es libre. Cuando tenga que alinear las lentejuelas de nuevo, echaré de menos la opción "fusión", creo que se llamaba, y que tenía el Illustrator para tal fin. Pues que yo sepa, el Inkscape no la tiene.


Imágenes de Mercurita. El uniforme de invierno no me gustó, y los deseché.


Arriba, Mercurita entre los 8 y los doce años, aproximadamente. Abajo, una fligrana para crear un uniforme de invierno nuevo, que no me gustá. En medio, la imagen que usé como modelo. A la derecha, Mercurita con el pelo corto,tal y como le gusta a su madre. Aún no ha ingresado en la escuela. Cuando sea admitida se dejará crecer el cabello.


¡Por fin el uniforme de invierno definitivo! Al ver un monedero de mi sobrina con esa flgura, sentí la inspiración.






















sábado, 8 de marzo de 2014

Mercurita la aprendiz, sus amigas y la traviesa hada


   Cuando escribí “Mercurita la aprendiz de hada" no tenía muy claro por donde me iba a salir el relato. Pero una cosa tenía muy segura; las aventuras de Mercurita estarían formadas por más de un libro.

   Tales eran mis pensamientos, y quizás por eso lo escribí despacito. Luego fue el turno del segundo libro “Mercurita y sus amigas”. Si en el anterior muestro la evolución de niña tímida a hada novata, pasando por inquieta, traviesa, y luego a espabilada, en éste ya es un hada con una apreciable experiencia mágica, conoce a sus mejores amigas, y también a un rival muy poderoso, que pretenderá acabar con su carrera mágica, y si esto no pudiera ser, con su vida.

   Terminados ambos libros, los mandé a registrar, y solicitar sus I.S.B.N. Pero al repasarlos me quedé con la impresión de que sería mejor unirlos en uno solo, al que titulé; “Mercurita la traviesa hada”. Cuando lo llevé al registro, me enviaron una notificación, informándome de que no era posible. Los dos anteriores estaban registrados ya, y por lo tanto, al ser las mismas obras, no se podían registrar de nuevo, a menos que tuvieran cambios considerables. Cuando solicité el I.S.B.N. me respondieron lo mismo.

   Pero da igual. En Amazon me lo admitieron sin problemas. Bueno, sí, un par de ellos, pero motivados por el formato. Yo lo tenía en 15x21 centímetros, que es un tamaño muy común en España. Ellos me pidieron que lo pasase a 6x9 pulgadas. Además, al tener más de 400 páginas debía de dejar más margen del que tenía, para facilitar el pegado. Yo lo tenía a 20 milímetros, creo recordar. Pero tuve que dejarlo en 23. Ahí está.


   En la portada original, la puse con el uniforme de invierno de hadas que traía el juego “Los Sims 2”. No tenía aún soltura con el Photoshop, y bastante hice con cambiarle el color de rosa, a turquesa. Cuando aprendí a usar el Illustrator, me decidí a cambiarle la decoración y añadirle lentejuelas. Acto seguido, cambié la portada.

jueves, 30 de enero de 2014

Acerca del hada Mercurita



   La protagonista de esta historia es una niña, pero eso no quiere decir que sus libros sean, exactamente, cuentos para niños, aunque las situaciones infantiles sean abundantes. Los personajes secundarios, a veces tienen muy malos modales, y sus intenciones son siniestras. Por ese motivo, estaría bien que los lectores de estas historias no sean niños, o sus padres las lean primero, para juzgar si lo son, o no. 

   El primer libro fue "Mercurita la aprendiz de hada" y el segundo, "Mercurita y sus amigas". Inicialmente, quise hacer uno que tuviera ambas historias, pero no lo hice, por temor a que se hiciera un poco larga. Por ese motivo, más tarde, creé "Mercurita la traviesa hada", que contiene el primer y segundo libro, en uno solo.

   Originalmente, Mercurita fue un personaje secundario del relato largo "los mundos de Kampelina" que narra como tres niños del siglo veintiuno van a parar a una tierra medieval. Debido a su ingenuidad, criticando las costumbres de los habitantes, son arrestados. En el momento de ser conducidos a los calabozos, se presenta Mercurita y los rescata. Desde ese instante, no he podido librarme de ella, pues le di una personalidad tan fuerte, que eclipsa a los protagonistas. Eso fue a finales de invierno del año 2.009. Habían comenzado las aventuras de Mercurita. 

   Cuando hice las historias sobre Mercurita, quise que esta tuviera el pelo negro y largo, como sobrina.

   La portada del libro "Mercurita la aprendiz de hada" de Amazon es distinta a la que originalmente quería ponerle, debido al brillo de las ramas de unos árboles de las esquinas, y que impedía su correcta impresión. Curiosamente, mandé imprimir dicha portada en una imprenta española, y no tuve ningún problema. 

sábado, 25 de enero de 2014

Los hados de el Roble Dorado



   En la escuela del Roble Dorado no solo estudian las hadas. También, hados. Pero la gente parece no saberlo, o simplemente, los ignoran. Tienen el recreo aparte de sus colegas, las hadas. En las escuelas de Tierra Yrena, la indumentaria es más o menos, la misma. Visten de negro, o de diversos tonos de azules. Las estrellas, unas veces son blancas, otras, amarillas; unas son de cinco puntas, otras de seis, y también de ocho. Los niños también llevan uniforme. Eso no es común en todas las escuelas. En la región de Neiran, por ejemplo, el alumnado infantil viste con elegancia, pero son los mayores los que llevan la vistosa indumentaria. 


    Los hados mayores suelen ser conflictivos, y con frecuencia, sacan peores notas que las hadas. De alguna manera imaginan que lo que se espera de ellos, es que sean entrenados como guerreros, y servir a su reino en caso de guerra. Pero la realidad es muy distinta. 

  Cuando los llevan a hospitales a cuidar enfermos, o cuando se cruzan con mendigos en la calle, los profesores están muy pendientes de ellos. Pues con frecuencia dan la espalda a los necesitados, o miran hacia otra parte. Igualmente, se desesperan cuando ven que un enfermo se pone a gritar de dolor, o pierden la paciencia cuando les piden cuidar de algún anciano. Simplemente, no era lo que esperaban. Para semejantes tareas, es mejor que llamen a las hadas, y los destinen a ellos a labores militares mágicas. Sin duda, la vida estudiantil de un hado es muy dura. Pocos consiguen llegar a final de curso sin repetir. Otros acaban como brujos mercenarios.