miércoles, 28 de agosto de 2013

Los kanguritos, el "arma secreta" de Mercurita



  Un día, Mercurita recibió una carta de un hada amiga, que le contaba su experiencia mágica en otra escuela, y de camino le preguntaba si se le ocurría alguna cosa divertida para animar el ambiente de unas fiestas que se iban a celebrar muy pronto. 

   A la traviesa hada se le ocurrió que unos explosivos serían una buena opción. Pero aprovechando sus conocimientos mágicos quiso crear unos de invención propia. Estos debían de explosionar, rebotar, y hacer otra explosión. Con un poco de suerte, también una tercera. Por ese motivo los bautizó como "Kanguritos". 

   Como también tenía habilidad suficiente para abrir cerraduras, abrió la del viejo desván de la escuela, que usa como taller para sus experimentos e invenciones. Ahí está tranquila, lejos de las miradas de los curiosos. Tras un par de intentos, consigue lo que buscaba. Son inofensivos, salvo por el ruido, y si le impactan a alguien en el rostro. Piensa que antes de mandárselos a su amiga, hay que probarlos. Una cosa es la teoría, y otra, la práctica. 

   Escoge un sábado por la mañana para realizar la prueba en el patio de la escuela. Piensa que apenas habrá gente, y no tendrá mucha importancia. Por desgracia no es así. El atareado jefe de estudios y profesor de matemáticas se ha visto obligado a aplazar un importante examen que tenía con unas alumnas adolescentes, hasta ese día.

   En cuanto escucha las explosiones, se desespera. Manda a una alumna de confianza, para que llame a la bibliotecaria, y ocupe su lugar. El buscará a la culpable, que a juzgar por el ruido de las explosiones, debe encontrarse en la zona donde están las niñas. Intuye con acierto a que ha sido Mercurita. Solo ella es la alumna menor más capacitada para hacer travesuras de ese tipo. La llama a gritos y le pide que baje. La castiga a hacer el mismo examen que las adolescentes. Para su sorpresa, la traviesa hada termina enseguida, por lo que le pone otro más difícil, además de prohibirle salir a la calle ese fin de semana.



   Cuando la directora es informada de la travesura, se plantea expulsar a la niña. Pero Fando, el jefe de estudios, intercede por ella y consigue evitarlo. La broma ha estado a punto de costarle cara a Mercurita.



   Los kanguritos están envueltos en unos trozos de papel endurecido, pintados con vivos colores según el gusto de Mercurita.





14 comentarios:

  1. Ayyyy ya extrañaba los textos de tremenda imaginación, me encanta, un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Decidí tomarme un respiro veraniego.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Me ha gustado esta historia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Carinhosamente passando para
    desejar um feliz e abençoado Domingo.
    Sem falar das saudades , que tenho no coração.
    A vida tem dessas coisas de vez em quando
    testa nossa fé e força para lutar.
    Beijos no coração carinhos e afagos na sua alma.
    Evanir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario Evanir.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Que traviesa es el hada Mercurita.
    Muchos saludos Tío Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí? ;)

      Gracias por visitarme.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  5. Holaaaaa, muy buenas tardes Tío Antonio.

    Aquí estoy. He caído de pura casualidad en tu página, estaba buscando algún blog que me aportase algo interesante y consiguiese distraerme del estrés, y el tuyo lo ha conseguido. Me ha servido para pasar media horita de relax y olvidar un poco el estrés de la búsqueda de trabajo (qué te voy a decir... La crisis es muy mala, suerte que puedo decir que soy redactora de artículos para una empresa y, quieras o no, algo es algo, aunque no sea remunerado y únicamente me paguen por artículos escritos). Por cierto, también tengo un amigo (llamado Raúl Trujillo, quizás te suene de blogger) que también se dedica a crear personajes en 3D, de hecho, trabaja para ello.
    Estoy convencida de que seguiré visitando de forma asidua tu página, ya que me está aportando un punto de vista diferente que luego quizás pueda visualizar en mi blog. ¡Todo lo bueno bienvenido sea a mi mente! Me encanta aprender algo nuevo, y tú lo has conseguido, me has enseñado una nueva lección sin necesidad de explicármela. Gracias por compartir tu mente con todos nosotros, y enhorabuena por tu trabajo realizado en la red. Aquí tienes a una bloggera para lo que necesites.

    ¡Bueno, bueno bueno! Antes de marcharme de tu blog, si me lo permites, me encantaría compartir contigo mi web de literatura personal optimista "Positiva Dimensión", puede que te aporte cosas constructivas, puedes acceder a ella haciendo clic en mi nombre de usuaria, pero aquí te dejo la dirección por si las moscas:
    www.positivadimension.com

    Espero que sea de tu agrado y que lo disfrutes.

    Un cordial saludo desde el Sur de España, y muchísima suerte en todo lo que hagas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Melodie. Me alegro que te gusten mis historias. La verdad es que no conozco a Raúl Trijillo, lo siento. Mis personajes son de capturas del juego "Los Sims 2. Ojalá supiera moldear 3d. En el 2.010 y parte del 2.011 estuve toqueteadno un poco con el 3d Studio Max, pero no llegué muy lejos. Es un programa que requiere mucho tiempo, y más vale tener cerca a alguien que lo entienda. En cuanto pueda me pasaré a visitarte por tu blog.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Hula, Soledad. Me salió un problemilla con el libro "Mercurita la aprendiz de hada. Las palabras terminadas en "toria" habían sido borradas por algún despiste mío, y me he visto obligado a repasarlo. Espero que antes de una semana, ya esté listo. Besitos.

      Eliminar
  7. Gracias por pasar por mi blog y dejar tu huella ; )
    M quedo por aquí para echar un vistazo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cielo ;) Te agradezco tu visita.

      Abrazos.

      Eliminar